Archive for 20 agosto 2008

12 factores clave para decidir cambiar de empresa

Miércoles 20 agosto 2008

Un estudio realizado por Gallup analizó qué motiva a los trabajadores a quedarse en su actual empresa o qué les hace cambiar a otra empresa. El resultado final se concreta en 12 factores clave. Veremos en este artículo los seis primeros y dejaremos los restantes para otra entrada.

El primer factor son las expectativas sobre uno mismo. Y es que es muy importante saber qué se espera de nosotros para poder conseguir que nuestro rendimiento sea el adecuado. Es importante destacar que las expectativas sobre nosotros quedan principalmente fijadas en las entrevistas que hayamos tenido en el proceso de selección. Si en ese momento exageramos nuestras capacidades es fácil que nos pillen o que para evitarlo tengamos que hacer un sobreesfuerzo que hará que acabemos pensando en irnos a otra empresa. Lo malo es si seguimos exagerando, porque simplemente será una huida hacia adelante y volveremos a estar igual.

El segundo factor son los recursos de que disponemos para realizar nuestro trabajo. Por mucho empeño que le pongas no puedes desarrollar un buen trabajo si no se te dan los medios suficientes. Por poner un ejemplo: si eres delineante sería deseperante usar un programa de diseño de una versión muy antigua en un PC con varios años de antigüedad. Sería como tener que hacer las cosas a mano, o peor. Para evitarnos esta sorpresa al entrar deberemos tratar de recabar información en las entrevistas o a través de nuestros contactos.

El tercer factor es poder ejercer las propias habilidades. Si eres economista no te gustará estar mucho tiempo trabajando como recepcionista, por poner un ejemplo. Lo normal es que nuestro trabajo nos encaje en nuestro perfil, que para eso hemos seleccionado en donde queríamos trabajar. Salvo que por causas de fuerza mayor hayamos aceptado un trabajo que no nos encaja como mal menor, como por ejemplo salir del paro mientras se busca algo mejor.

El cuarto factor es el reconocimiento de los demás. Es importante tener un buen ambiente de trabajo en el que se nos de una palmadita en la espalda al hacer las cosas bien y no haya rencillas entre compañeros. Para evitar esta situación insisto en el uso de la red de contactos para conocer de antemano qué nos vamos a encontrar dentro de la empresa.

El quinto factor es el apoyo de los superiores. Si no te apoyan y te vienen siempre con el rollo de ser proactivo es que no les interesas más que como un dato contable: sólo ven lo que te pagan y lo que cobran por ti y sólo quieren sacar el máximo margen. Sin ese apoyo llega la frustración, la desmotivación y puedes acabar en despido interior.

El sexto factor es la formación. Y este tema lo suelen sacar mucho en las entrevistas. Te dirán que hay formación, que hay varios cursos al año y luego no sueles ver ni el temario de ninguno. Es un error que va contra la empresa: los trabajadores bien formados rinden más y mejor y se estrecha el lazo de unión con la empresa.

El séptimo factor es la consideración de nuestras opiniones e iniciativas.Si constantemente vemos que intentamos aportar algo y nadie nos escucha es que la empresa desperdicia el talento de sus empleados. La inutilidad de nuestros intentos de aportar algo hará que busquemos una empresa más receptiva.
 
El octavo factor es el sentido de tu trabajo dentro de la empresa. Si percibes que tu trabajo no se considera fundamental en la empresa o sin llegar a tanto, si consideran que tu trabajo no aporta realmente mucho a la empresa y es como si te dejaran trabajar ahí entonces es fácil desmotivarse y querer remontar el vuelo en otro sitio.
 
El noveno factor es la calidad en el trabajo. Si la empresa fomenta el ser chapuzas y les da igual el resultado, quizá se está desaprovechando tu talento y posibilidades. El tener como objetivo constante el hacer las cosas lo mejor posible y mejorarlas hace que nos sintamos activos y no pensemos en cambiar de empresa.
 
El décimo factor es el clima laboral y las relaciones personales. Muy entroncado con el cuarto factor antes citado, el reconocimiento de los demás. Un buen ambiente en el que sabe que siempre hay una mano amiga dispuesta a ayudar en caso de necesidad es algo que no se paga con dinero.
 
El undécimo factor es el propio progreso. En este caso se trata de tener claro si lo estamos haciendo bien y si estamos avanzando en nuestros objetivos profesionales. Si dentro de la empresa no podemos moevenos a algo que consideramos mejor nos veremos estancados y en un callejón con la única salida de un cambio de patrón.

El duodécimo y último factor es la carrera profesional. Muy relacionado con lo anterior. Debe estar clara la forma en que se puede progresar dentro de la empresa para encontrar el estímulo suficiente dentro de ella. Debe ser posible poder optar a puestos de más responsabilidad o de tener mejoras salariales o sociales.

Como ya he mencionado en algunos de los factores, debemos hacer uso de nuestra red de contactos para recabar información antes de entrar en la empresa a fin de evitar vernos atrapados en alguna de estas encrucijadas y tener que volver a empezar el proceso de búsqueda de trabajo.

Publicado con El navegador Flock
Anuncios

Curso para Ejecutivos Scouts en Costa Rica

Miércoles 20 agosto 2008

 

El Director de Recursos Humanos de la Oficina Scout Mundial – Región Interamericana, Sr. Gabriel Oldenburg, visitó la Asociación de Guías y Scouts de Costa Rica los días 27 al 30 de julio para dictar un curso especialmente preparado para el equipo profesional de la organización nacional. La actividad se realizó en las instalaciones del Campo Escuela Iztarú y contó con la participación de 15 ejecutivos del nivel nacional y de regiones, más 4 voluntarios miembros de la Junta Directiva Nacional.

El curso fue preparado para atender distintas necesidades de formación del equipo profesional de la asociación, por lo que fue considerado como una especie de “traje a la medida” que la OSM-RI preparó para apoyar los procesos de consolidación interna que la actual Junta Directiva Nacional viene liderando, luego de un tiempo difícil marcado por algunas situaciones de crisis institucional, que afortunadamente, han sido superadas. Este curso vino entonces a reforzar el proceso de integración y trabajo en equipo entre voluntarios y profesionales.

El contenido del curso permitió analizar temas como el voluntariado en la sociedad moderna y las características de éste en el Movimiento Scout, procesos y estilos del ejecutivo scout en la gestión de voluntarios, las nociones básicas de estrategia y estructura que deben regir en una organización scout nacional así como los procesos de operaciones y animación territorial, los enfoques y conceptos para una estrategia de crecimiento de membresía, las áreas estratégicas del Movimiento Scout y la importancia de la mirada sistémica entre las distintas áreas de la organización.

El resultado del curso fue altamente satisfactorio para el Director de Recursos Humanos de la OSM-RI y las expresiones de los participantes al final de la actividad daban cuenta de similar impresión tanto para los profesionales como para los miembros de la JDN. Resta ahora el proceso de seguimiento que se debe dar para consolidar los efectos positivos que el curso haya podido motivar.

http://www.scout.org/around_the_world/region_interamericana/informacion_y_eventos/noticias/curso_para_ejecutivos_scouts_en_costa_rica

Publicado con El navegador Flock

Consejos para gestionar el tiempo en vacaciones

Viernes 15 agosto 2008

El verano no significa dejarse llevar por una anarquía horaria. La Comisión Nacional para la Racionalización de los Horarios ofrece once recomendaciones para racionalizar nuestro tiempo durante el periodo vacacional.

La Comisión Nacional para la Racionalización de los Horarios Españoles (ARHOE) ha hecho pública una relación de consejos para gestionar adecuadamente el tiempo durante las vacaciones estivales.

Según Ignacio Buqueras, Presidente de ARHOE, los españoles tenemos unos hábitos tan nocivos en materia de horarios que tampoco cuando llega el periodo de vacaciones sabemos gestionar nuestro tiempo. “Las vacaciones son un periodo de descanso, el momento adecuado para dedicarse a la familia, pero sobre todo, a uno mismo. Sin embargo, muchas veces iniciamos este periodo con la rémora de los malos hábitos de todo el año y esto nos puede llevar a gestionar mal también nuestro tiempo de vacaciones”.

ARHOE hace once recomendaciones para racionalizar el tiempo de las vacaciones:

1) Seguir unos horarios también durante nuestras vacaciones. No conviene pasar de un periodo de tiempos reglados por el trabajo, las obligaciones, etc., a un tiempo de anarquía total en materia de horarios. Dentro de una flexibilidad, es recomendable marcar unos horarios mínimos.

2) Dedicar tiempo a la familia y a los amigos. Es importante que aprovechemos un tiempo para estar con esas personas que durante todo el año están a nuestro lado, pero que por diversos motivos tenemos un poco descuidadas.

3) Aprovechar las comidas. Las comidas apresuradas, tan frecuentes durante el resto del año, dan paso en vacaciones a comidas más pausadas y en familia. Las sobremesas son momentos favorables para reuniones con amigos y para pasar tiempo de calidad con los seres queridos.

4) Reservar tiempo para uno mismo. No se debe olvidar que tras un largo periodo laboral sujeto a una serie de obligaciones, se debe dar paso a un periodo donde la máxima sea la autorrealización de la persona; para ello debemos dedicarnos tiempo.

5) Dedicarnos a nuestros hobbies y aficiones. El periodo estival es un excelente momento para llevar a cabo los hobbies y proyectos que durante el año no hemos podido realizar. Una oportunidad para sacar a relucir aquellas facetas de nuestra persona que hemos tenido relegadas.

6) Evitar el sedentarismo. Las vacaciones son un periodo para descansar y dejar de lado el estrés del día a día. Pero esto no debería asociarse con no hacer nada en absoluto. “Tirarse a la bartola” es un ejercicio legítimo e incluso recomendable durante las vacaciones, pero deja de serlo si se convierte en nuestra única actividad. El día tiene 24 horas, tiempo de sobra para descansar, divertirse, estar con familia y amigos, conocer nuevos sitios, etc.

7) Desconectar. El único modo de descansar es dejando de lado los problemas cotidianos del trabajo. Gestionar el tiempo racionalmente implica saber separar parcelas en el uso que hacemos del mismo. La parcela laboral debería quedar al margen dando paso a la personal y familiar.

8) Evitar las jornadas maratonianas. En ocasiones, al realizar un viaje o excursión nos vemos con el apremio de visitar a toda prisa los lugares para conseguir verlo todo en el poco tiempo del que disponemos. Nosotros recomendamos tomarlo con calma, pues corremos el riesgo de acabar más cansados que cuando comenzamos las vacaciones.

9) Planificar las excursiones y viajes. Una manera de aprovechar el tiempo es organizarlo de antemano. Una cierta planificación de las jornadas nos facilitará optimizar mejor nuestro tiempo.

10) Aprovechar las vacaciones al máximo. Lo que no quiere decir hacer cuántas más cosas mejor sino hacer una buena distribución de nuestro tiempo. La regla de los tres ochos también es aplicable durante las vacaciones: 8 horas para actividades, 8 horas para el descanso y 8 horas para el ocio y entretenimiento.

11) Buenos propósitos. El verano es un periodo de desconexión, en el que toman valor aspectos de nuestra vida que teníamos un poco olvidados como la vida familiar o el ocio. Si conseguimos marcarnos unas pautas sólidas, y concienciarnos de que con organización todo tiene cabida, nos puede servir de entrenamiento para hacerlo también durante el resto del año.

http://www.baquia.com/noticias.php?id=14032

Publicado con El navegador Flock

200 scouts caraqueños “tomaron” el litoral central

Lunes 11 agosto 2008

Los jóvenes se dedicaron a trabajar por una comunidad que sienten tan cercana, como Caracas (Cruz Sojo/especial)

Arreglaron las escuelas Naiguatá y Guaicamacuto y un hospital de niños

NADESKA NORIEGA

ESPECIAL EL UNIVERSAL

La Guaira.- El rescate y mantenimiento de las estructuras de las escuelas bolivarianas Naiguatá y Guaicamacuto, así como de las instalaciones del Hospital de Niños Excepcionales de Catia La Mar, fueron los tres proyectos que durante este sábado desarrollaron 200 jóvenes de Caracas, integrantes de la Asociación Scout de Venezuela, en la actividad denominada la Toma Robert “De Vuelta a Vargas”, que tuvo como objetivo fortalecer la presencia de esta organización en el litoral central, así como vincular a los participantes caraqueños con el compromiso comunitario.

“La Toma Robert es una actividad anual que desarrolla la Asociación para vincular a los scouts de 17 a 21 años con el desarrollo de proyectos que ayuden al colectivo. En esta ocasión seleccionamos al litoral central con la convicción de que esto motorice el resurgimiento de patrullas scouts en la región, cuya actividad se vio disminuida desde 1999”, explica Yuraima Arguinzones, asistente de comunicaciones de la Asociación de Scout en la región metropolitana, quien fungió junto a otros 35 adultos como facilitadores y veedores de la acción.

La denominación de “Toma”, viene dada porque los scouts desarrollan diversas acciones sociales de manera simultánea.

De acuerdo a los voceros del grupo scout, este es un trabajo que requiere de seis meses previos, donde los jóvenes se reúnen con las asociaciones de vecinos o consejos comunales de los sectores a ser beneficiados. Luego de un diagnóstico previo se aprueba en una asamblea en qué zonas se necesita la intervención y hacia donde debe ir perfilada la acción.

En el caso litoralense, los consejos comunales y organizaciones comunitarias participantes optaron por la intervención de dos centros educacionales y el hospital de niños excepcionales. Los proyectos se dedicaron a mejorar espacios físicos y de mobiliario, pero en el centro educativo hubo una jornada de interacción.

Publicado con El navegador Flock

Unicaja y la Asociación de Scouts de Andalucía alcanzan un convenio de colaboración

Lunes 11 agosto 2008

La entidad financiera ofrece a esta organización educativa para niños y jóvenes, a sus empleados y a los 6.000 voluntarios adscritos a la misma, una oferta integral y específica de productos y servicios financieros en condiciones ventajosas para favorecer y mejorar el desarrollo de sus actividades educativas y sociales
El convenio firmado con Scouts de Andalucía, la ONG más antigua de la Comunidad Andaluza, forma parte del apoyo general que Unicaja presta al tejido social, a la infancia y educación y a la mejora de las condiciones económicas de organizaciones sin ánimo de lucro en su ámbito de actuación
Firma de convenio

MÁLAGA.- Unicaja y la asociación Scouts de Andalucía han alcanzado un convenio de colaboración por el que la entidad financiera pone a disposición de esta organización educativa para niños y niñas, a sus empleados y a los 6.000 voluntarios adscritos a la misma, una extensa gama de productos y servicios financieros específicos en condiciones ventajosas, dirigida a favorecer y mejorar el desarrollo de las actividades educativas y sociales llevadas a cabo por esta asociación, la ONG más antigua de la Comunidad Andaluza, y que abarcan desde la educación medioambiental hasta la prevención de la drogodependencia o la defensa de los derechos del niño, entre otras actuaciones.
El convenio, que ha sido firmado por el Director Territorial de Unicaja en Málaga Capital, Sebastián Morales, y por el Presidente de Scouts de Andalucía, Jesús Luque, forma parte del apoyo general que Unicaja presta al tejido social, a la educación, a la juventud y a la infancia, así como a la mejora de las condiciones económicas de organizaciones sin ánimo de lucro en su ámbito de actuación.
La completa oferta de productos y servicios financieros de Unicaja, en condiciones ventajosas, que queda reflejada en el convenio, está dirigida a favorecer y mejorar el desarrollo de las actividades educativas y sociales llevadas a cabo por la Asociación Scouts de Andalucía, sus empleados y los 6.000 voluntarios asociados a la misma. Los principales aspectos de la oferta y del convenio son los siguientes:

  • Operaciones de financiación (anticipo de subvenciones o ayudas, préstamos hipotecarios y personales, cuenta corriente de crédito)
  • Productos de pasivo (cuenta corriente especial)
  • Seguros (multirriesgo comercial, seguro de responsabilidad civil, de accidentes, de salud…)
  • Servicio nóminas (servicio nómina empresa, oferta nómina para los empleados de Scouts de Andalucía)
  • Otros productos y servicios (servicio de Extranjero, gestión de las puntas de tesorería, banca electrónica (servicio Univía o de banca por Internet)
  • Otros servicios (domiciliación de recibos, pago de impuestos, servicio de transferencia)

La asociación Scouts de Andalucía, integrada en la Federación de Scouts de España, tiene sus primeros orígenes en el año 1913, cuando se crearon los grupos de scouts de Málaga y Granada, por lo que se constituyen en la organización no gubernamental más antigua de la Comunidad andaluza. La asociación Scouts de Andalucía, formada por 55 grupos con unos 1.000 voluntarios adultos y unos 5.000 niños y jóvenes, es de carácter educativo-formativo en el tiempo libre infantil y juvenil. Favorece el desarrollo de la autoformación de los niños y jóvenes y el contacto con la Naturaleza en Andalucía a través de programas educativos cimentados en la educación para la salud, la integración social y la igualdad de oportunidades, la educación medioambiental, la educación para la paz y el desarrollo y la promoción de la calidad de la vida infantil.

Scouts de Andalucía es miembro del Consejo de la Juventud de España, de la Plataforma para la Promoción del Voluntariado en España, de la Plataforma de Organizaciones de Infancia y del Consejo Estatal de ONG´s de Acción Social. Asimismo colabora con diversas instituciones públicas en programas de cooperación nacional e internacional. En el apartado de reconocimiento y premios, la delegación de Málaga de la asociación Scouts de Andalucía ha sido galardonada por el Ayuntamiento de la ciudad con el premio “Málaga Voluntaria” en su categoría de “protección del medio ambiente” en el año 2007 y la Consejería de Gobernación de la Junta de Andalucía ha otorgado a la asociación andaluza una mención especial del Premio Andaluz al Voluntariado 2007.

 

Publicado con El navegador Flock

Una «aventura» que arranca en León

Viernes 8 agosto 2008
<!– // // –>

El Comité Mundial del colectivo de exploradores juveniles ha elegido al leonés Mario Díaz como vicepresidente de la organización, un grupo al que pertenece desde que tenía 10 años

  

De 28 millones, sólo 12. Y de ellos, un leonés. Esta posición nada modesta dentro de un grupo de doce directivos la ocupa el leones Mario Díaz, nombrado hace escasos días vicepresidente del Comité Mundial de los Scouts, una organización mundial educativa no formal a la que actualmentente están asociadas 28 millones de personas de 216 países.

Su andadura en el movimiento scout fue como la de muchos otros: jugando. «Estudiaba en los Maristas y a través de ellos me enteré de exisitían y que organizaban campanentos, me pareció interesante y me apunté», comenta Díaz. «Mi primera aventura fue en Camposolillo y tenía 10 años».

Esos tiempos de juegos de hogueras, nudos y cabañas quedan ahora atrás. Paso a paso, como el resto de sus colegas en el comité, fue escalando posiciones- hasta 11 años «lobato», de 11 a 14 «scout», de 14 a 16 «pionero» y más de 16 responsable o monitore de un grupo de exploradores.

En el caso de Díaz, su acción dentro de Castilla y León ya fue reconocida con el cargo de vicepresidente del Consejo de la Juventud entre 1990 y 1992, para situarse posteriormente y durante tres años dentro del comité mundial de dirección. «En esta ocasión, me votaron a mi», señala con un gesto de orgullo mientras sostiene uno de los símbolos más tradicionales del grupo, su colgante de cuentas, formado por varios pedazos de tronco de acacia unidos por un cordel de cuero.

«Todos los scouts llevamos uno y dependiendo del cargo que ostentemos, se nos otorgan entre una y cuatro cuentas», apunta Díaz, que rememora épocas pasadas de inicios del siglo XX para explicar el porqué del símbolo. «El fundador de los scouts, un general inglés enviado a distintos conflictos, se ayudaba de los niños de los lugares en donde estaba destinado para que le enviasen mensajes en bicicleta, para lo cual les explicaba diversas técnicas de exploración y de supervivencia; como premio, cuando iban haciendo méritos, de forma equivalente a lo que sucedía en las batallas, les daba un trocito de madera de acacia», sostiene Díaz.

Pero no es el único distintivo de estos exploradores a nivel mundial. Al collar hay que añadir el símbolo de la asociación, una flor de lis, adoptada como sello por su uso en el pasado en las brújulas para marcar dónde estaba el norte, y un pañuelo atado al cuello, aunque en este caso, no siempre del mismo color.

«Dependiendo del cargo, del país o incluso de la comunidad en el caso de España que representes, llevarás uno u otro; en mi caso, como miembro de la directiva, suelo llevar el morado», afirma Díaz.

El conocido uniforme, «ese que reconoce la gente de las películas americanas», según Díaz, es muchas veces más bien un mito que una realidad. «Es verdad que a veces llevamos una camisa de aspecto más militarizado, pero actualmente los chicos suelen llevar simplemente una camisa o un polo con sus colores», explica el leonés.

Las palabras de Díaz hacen dar cuenta de que como todo movimiento social, los scouts viajan de forma paralela a la historia contemporánea mundial, ya que de la misma forma que con el colgante, el uso del uniforme, explica el leonés, «ha ido muy asociado a los vaivenes de la historia de cada nación».

«El uniforme estuvo más presente en momentos de conflicto, como en el caso de nazismo alemán o el franquismo en España», comenta Díaz, quien hace hincapie en los problemas que tuvo el escultismo concretamente en España por la inestabilidad de sus instituciones durante el siglo XX, rasgo que les ha conducido, según sus palabras, a «demostrar todos los días que no teníamos una finalidad o adscripción política».

«El franquismo, como el resto de totalitarismos, creó sus propias asociaciones juveniles pero copió las técnicas del escultismo, aunque añadiéndoles una base doctrinal», declara Díaz, que apunta a esta similitud como uno de los motivos de su prohibición acabada la guerra y de su justificación ante el resto de regímenes políticos.

Docente vocacional

El nuevo vicepresidente mundial de los scouts tiene, además, otro oficio, en este caso también relacionado con la docencia y la educación. Vicedecano y profesor de inglés en la Universidad de León para Empresariales y Administración y Dirección de Empresas, Díaz compagina «como puede» ambas responsabilidades.

«Tengo la suerte de poder ejercer mis labores como vicepresidente desde la red; sólo tengo que desplazarme tres o cuatro veces al año para acudir a las reuniones en Ginebra, sede mundial del colectivo», afirma Díaz.

Su pasión por la educación es latente, y especialmente en el caso de los scouts, donde considera que se enseñan cosas «tan importantes o más» de las que se realizan en las escuelas. «Educación de manera no formal en valores, en el compromiso y sin distinticiones raciales, sexuales o religiosas», asegura Díaz, quien destaca el creciente interés del público femenino en este colectivo que ya no puede denominarse «boy scouts». «Podríamos decir que ya existe igual número de niñas que de niños; ahora hay que luchar para que ellas también ocupen cargos de mayor responsabilidad, que todavía son pocas las mujeres directivas», sostiene.

Scouts en León

El movimiento escultista no ha cobrado de momento demasiada fuerza en la provincia. «Somos la primera asociación juvenil en número de miembros, pero ahora mismo tenemos entre 200 y 300 asociados, una cifra que creemos mejorable para el potencial de población de León», apunta el vicepresidente leonés.

En España, la cifra total ronda los 90.000 jóvenes inscritos, según palabras de Díaz, quien no duda en culpar a las deficiencias de comunicación de su grupo como responsables de la falta de conocimiento que hay sobre el colectivo. «Nuestra labor es para los jóvenes y no queremos colgarnos ninguna medalla, pero no por ello debemos dejar de dar a conocer lo que hacemos», sostiene.

Lo más reciente que hacen en León, ayer mismo. Un grupo de 30 scouts del Movimiento Scout Católico de León partieron por la mañana para la Expo de Zaragoza a seguir su «aventura».

Publicado con El navegador Flock

Una scout de vocación y viajera de formación

Viernes 1 agosto 2008
Henar Guerrero Durán, estudiante

Desde los 18 años esta joven onubense vive su exilio fuera de la provincia como un aliciente y una oportunidad formativa, que trasciende el apartado profesional o universitario, ya que para Henar sus experiencias en otras latitudes supone un enriquecimiento personal. Decidió embarcarse en el estudio de la carrera de Ingeniería de Montes y como muchos onubenses inició su andadura en busca de la culminación y realización de sus metas, aspiraciones e inquietudes. “Comencé a estudiar la carrera con idea de poder trabajar en el campo, luchando por su conservación de una forma inteligente y práctica”. Para ello se trasladó a Córdoba, ciudad con la que se reencontraba, tras haber sido uno de los centros más importantes en su faceta como scouter en el grupo Brownsea, al frente de jóvenes scouts de dicha localidad, con los que llevaba a cabo actividades y excursiones. A pesar de que este año ha tenido que renunciar a este apartado crucial de su vida, su entrega y compromiso con este movimiento es vitalicio. “No es algo a tiempo parcial, es una actividad que te ocupa mente y cuerpo muchas horas a la semana, donde se establecen lazos muy fuertes con el resto de componentes. Yo no puedo explicarme sin hablar de los scout”.

El curso pasado decidió acogerse al programa interuniversitario Sicue para continuar sus estudios en la provincia de Lugo donde, además de ampliar sus conocimientos, logró adquirir una cosmovisión más integradora y global del entorno que le rodea. “Hasta que sales de Andalucía no descubres cómo es nuestro carácter y las diferencias con el resto de los pueblos españoles, para bien y para mal”. No obstante, su afán por acercarse a otras culturas y conocer su patrimonio humano, se ha proyectado más allá de las fronteras españolas, viajando hasta Cuba y planeando asistir a Chile y Canadá para proseguir con su formación y aprender idiomas, que es una de sus asignaturas pendientes. Ya está marcada en el calendario la onomástica de su próximo destino, Granada, para trabajar en agosto en el Parque Nacional de Sierra Nevada.

Publicado con El navegador Flock